Amy Winehouse


Amy Winehouse y Paul Kossof comparten algunas cifras significativas que intentaremos dilucidar. Vamos por partes, ambos nacieron en Inglaterra, un 14 de Septiembre, Amy acaba de cumplir 25 años y Paul murió en 1975 a la edad de 25 años.

Ambos sobrevivientes a sus adicciones al alcohol y a las drogas, Amy aún en activo; Paul, un magnífico guitarrista, había logrado remontar su carrera después de la ruptura de su grupo “Free» y la muerte de su idolatrado Jimi Hendrix,  situación que le llevó a una profunda depresión y a un incremento en el consumo de barbitúricos. Crea un nuevo grupo “Back street crawler» que le lleva de nuevo a los escenarios, poco tiempo después muere placidamente en un vuelo de gira por USA. El caso de Amy Winehouse es digno de estudio, mujer de gran talento, poderosa voz y mordaz compositora, se encuentra envuelta en una vorágine de incidencias extra musicales que están a punto de arruinar su carrera profesional, alcohol, drogas, escándalos, estado lamentable de salud, y suspensión de conciertos debido a una preocupante inestabilidad física, psíquica y emocional. ¿Alguien se ha preocupado de ahondar en las razones de tal comportamiento? Los medios informativos solo se interesan por la parte sensacionalista de la vida privada de Amy que es la que les garantiza suculentas ventas de periódicos y revistas, vendiendo una muñeca problemática y rota sin importarles lo que hay detrás del ser humano sumido en un profundo drama personal. «Back to black» , de regreso al oscuro pozo de la desesperación.

Play

Comments are closed.