Roberto Toledo – Hacedor de canciones

Duro, incompredido y solitario oficio el del compositor, el «hacedor de canciones» vive recluido en su mundo a horas que no son las habituales para el resto de los mortales, dedicado a poner en un papel palabras y notas musicales que danzan en su cabeza y que necesita imperiosamente darles una estructura que las convierta en una canción y así poder ofrecerla al mundo. No hay fuerza humana que le desvíe de este cometido, de este compromiso…producto de esta dedicación casi absoluta corre el riesgo de dejarse cosas por el camino, de perderse eventos de la vida cotidiana que se ven eclipsados por su vocación, eso marca profundamente a un hacedor de canciones. Él es al mismo tiempo testigo y denunciante de los acontecimientos que socialmente le rodean, él es voz para quienes no la tienen, voz incomoda para quienes no quieren oír lo que dice, él denuncia la injusticia, las desigualdades, los privilegios, las prebendas y la asfixia cultural y económica de sus contemporáneos y la suya propia…él no calla, no ceja en su intento de abrir puertas y ventanas a la libertad…él hace canciones sin mirar a quien, él es Roberto Toledo y es chileno…

Play

Comments are closed.